A-cero

 

Joaquín Torres

 

 

34 91 799 78 84

 

@ WEB

Vivienda



        

Vivienda | Somosaguas, Madrid

LA ESCULTURA ARQUITECTÓNICA DE JOAQUÍN TORRES
El arquitecto Joaquín Torres firma un proyecto en la urbanización Los Lagos, dentro del complejo La Finca de Somosaguas de Pozuelo de Alarcón, que se ha convertido en el buque insignia del estudio que lidera: A-cero.
Bienvenidos a una casa-escultura, un ejemplo de libertad formal inspirada en el arte contemporáneo.
Los juegos de volúmenes, los grandes paramentos de cristal, los interiores espaciosos y los salientes que rompen la uniformidad de las líneas rectas son constantes en los proyectos del estudio A-cero, liderado por el arquitecto Joaquín Torres. Y esta vivienda, situada en una urbanización de Somosaguas, en Madrid, no es una excepción. A primera vista, aglutina todas las características del lenguaje “A-cero” (desde la belleza contundente y elegante al estilo rabiosamente moderno), pero también es el proyecto en el que se materializa la evolución del estilo de Torres.
El arte contemporáneo como fuente de inspiración sigue intacto, pero el arquitecto adopta más libertad formal, arriesgando con un juego de líneas curvas que se integra perfectamente en el entorno. De nuevo, la escultura minimalista juega un papel preponderante. Pero no solamente en un sentido metafórico. Esta vivienda madrileña está concebida como una escultura habitable. Basta con observar la fachada trasera: la estructura en forma de prisma de color blanco emula el pedestal (ocupado por la planta semisótano, a pie de jardín) mientras que las dos plantas superiores se convierten en una exquisita obra de arte de hormigón texturizado pintado de color gris.
Para aprovechar la pendiente del terreno, Torres concibió una vivienda en la cual varios volúmenes horizontales se superponen a capas, como si emergieran del terreno. La puerta de entrada marca el punto más elevado de la parcela y conduce hacia el vestíbulo, el articulador de las estancias de la planta baja: salón, comedor, cocina, office, suite, vestidor, gimnasio, aseo y piscina interior. Esta planta goza de buenas vistas al jardín y a la piscina, gracias a una amplia terraza que comparten en primera fila el comedor, el salón y el dormitorio de los propietarios.
Unas escaleras, situadas en una esquina del salón, justo detrás de la chimenea, conducen al semisótano, abierto al jardín gracias a unas enormes cristaleras. En esta planta se organizan diferentes espacios, como el cuarto de juegos, los vestidores de la piscina exterior, el trastero, la bodega y la sala de cine, además de la zona de servicio y las instalaciones de la vivienda. La planta superior se reservó para un estudio de pintura, que cuenta con una buena entrada de luz natural.
El arquitecto aumentó la sensación de continuidad entre los espacios al pavimentar las tres plantas con un gres porcelánico blanco de gran formato, de alta resistencia y durabilidad. Para pintar las paredes se decantó por el color blanco en la planta semisótano (en honor al pedestal) y por un tono gris en la planta baja y el estudio de pintura, a juego con el hormigón texturizado de la fachada. Otro de los elementos importantes en la concepción de esta vivienda es el agua. Desde la puerta de entrada, una serie de cubiertas inundadas conectan visualmente con la piscina exterior y con el lago que hay en paralelo a ella.

FICHA DE LA VIVIENDA
Proyecto: A-cero.
Paisajismo: A-cero.
Constructor: OCC.
Superficie útil: 1.790 m2.
Año de la realización: 2008.
Situación: La Finca de Somosaguas, Pozuelo de Alarcón (Madrid).


| voltar | principal |